lunes, 5 de junio de 2017

Un día en Blanco y Negro




Hoy es como un día en Blanco y Negro. Estoy aburrida, no sé muy bien qué me ocurre.

Mi cuerpo anda bajo mínimos de energía y los dolores en las articulaciones no me dejan caminar con soltura. Estoy cansada y medio adormilada. El día de hoy pasará a mi historia sin pena ni gloria.

Pronto hará un año desde que me puse enferma, un año que ha pasado rápido, pero que a la vez se está haciendo eterno.

Acostumbrada a no parar, no termino de acostumbrarme a no poder hacer nada. Todos los días transcurren más o menos igual. Siempre a la espera de ver si mañana será un poquito mejor.

Aunque soy consciente de que he adelantado mucho en poco tiempo, pero cuando uno está enfermo siempre quiere una recuperación rápida. Pero lo realmente importante, es que pese a todo, sigo viva.

En principio me queda otro año con otro tratamiento. Nueva medicación, con nuevos efectos secundarios que espero sean menores que los de la quimio.

En cuanto al trabajo, ni tan siquiera se si me recuperaré lo suficiente para seguir trabajando.Todo cuanto se hacer, lo hago con mis manos y si ellas no se recuperan no podré continuar restaurando obras. Trabajo al que me he dedicado los últimos veinte años. 

Confío en mejorar poco a poco y en que en un futuro no muy lejano, pueda llevar una vida lo más "normal" dentro de lo posible. Soy consciente de que me quedarán gran cantidad de secuelas, pero vamos a intentar que éstas sean las menos posibles.

Que descanséis. Mañana tenemos otra oportunidad de seguir viviendo.


                                                                         Paula Cruz Gutiérrez.

Publicar un comentario